La joven amazona Carla De La Fuente de Pablos comenzó a competir en 2013 en doma clásica. Ha representado a España en diferentes campeonatos de Europa. Para la temporada de 2021 espera poder competir en la nueva categoría de U25 con sus caballos.

Hablando de tus inicios, ¿cuándo comenzaste a montar a caballo y por qué?
Desde pequeña he estado rodeada de caballos ya que mi padre ha sido rejoneador y se dedica a ello, pero siempre me han dado respeto. Recuerdo que me encantaba ir a ayudar y a ver a mi primo a los concursos. En 2013 fue cuando empecé a montar y a competir.

¿Por qué te decantaste por esta disciplina?
Exactamente, no se porque la doma clásica pero me encanta. Me gusta el trabajo diario con los caballos y el aprender nuevos ejercicios. Para mí es como hablar otro idioma, una comunicación con el caballo que apenas se note y me parece algo muy bonito. Aunque también me encanta el rejoneo.

Deportivamente, ¿cuál ha sido para ti tu mayor éxito?
Mis mayores éxitos han sido poder representar a España en varios campeonatos de Europa. También el haber mantenido el pódium en los últimos campeonatos de España llegando a ganar alguno de ellos.

¿Tienes algún concurso favorito? ¿Por qué?
Mis dos concursos favoritos son los internacionales de Cascais en el Club Hípico Costa de Estoril y el CDI de Saumur. Una pena que este último se haya tenido que suspender este año.

En la actualidad, ¿dónde entrenas? ¿Cuántas horas dedicas al entrenamiento y cómo te organizas?
Entreno en el club deportivo AEQUIMA, que es el centro hípico de mi familia y donde criamos caballos lusitanos. Estoy montando entre cuatro y seis caballos diarios y me organizo dependiendo de las horas que tenga clases. Ahora con el coronavirus me resulta más fácil organizarme porque las clases son online y me da más tiempo.

¿Tienes alguna rutina previa a la competición, tanto para ti como para los caballos?
No sabría decirte si es una rutina o no porque siempre suelo hacer lo mismo tanto si hay competición o no. Me gusta ir con tiempo y relajada y dejar una hora para calentar antes de la prueba. Algo que sí podría ser una rutina es que durante los días de competición me gusta usar la misma ropa de concurso para las pruebas.

¿Con qué caballo estás compitiendo en este momento y en qué pruebas?
Ahora mismo estoy compitiendo con Fay, una yegua alemana de 13 años que llevo montando desde el 2014 y con Fito un caballo lusitano de 10 años de nuestra yeguada. Estoy corriendo con ambos en la categoría de Jóvenes Jinetes y al año que viene haremos U25.

¿Recuerdas el nombre de tu primer caballo?
¡¡Claro!! Mi primer caballo fue Kronprinz un poni alemán con el que empecé a competir en el 2013. Con el aprendí un montón y pude ir a mi primer europeo. Creo que la época de ponis es una de las mejores

¿Cuál sería tu prototipo de caballo favorito?
Siempre me he decantado por los caballos lusitanos y los centroeuropeos pero no creo que tenga un prototipo de caballo favorito. Tengo que ver algo especial que me haga pensar “wow a ese caballo le quiero montar yo”.

Si hablamos del futuro, ¿Qué objetivos deportivos tienes para el presente año teniendo en cuenta el parón provocado por la crisis del coronavirus?
Si toda esta situación mejora y se llevan a cabo los campeonatos de Europa y de España, me encantaría despedirme de la categoría de Joven Jinete participando en ambos y obteniendo buenos resultados. Otro de mis objetivos es comenzar la temporada 2021 compitiendo en la nueva categoría de U25 con mis caballos.

¿Cuál es tu próximo reto para cumplir?
Mi próximo reto por cumplir espero que sea competir en mi último campeonato de Europa como joven jinete y el campeonato de España e ir preparando la nueva categoría de U25 para empezar el año que viene con ella.

¿Les podrías dar alguna recomendación o consejo a los alumnos de PHR, que están empezando a competir a nivel Nacional con sus caballos propios?
Mi padre siempre me dice que la equitación es esfuerzo y sacrificio. No todos los días son iguales y trabajamos con seres vivos que al fin y al cabo tienen sus días buenos y malos. Por eso hay que tener constancia y paciencia porque con el trabajo diario con el caballo, disfrutando de el cada día y aprendiendo se llega.

Pin It on Pinterest

Abrir chat