Demasiado frío para montar a caballo tras el paso de Filomena…¿Qué hacer?

Filomena: demasiado frío para montar a caballo. Texto:Revista Ecuestre

Para los “incondicionales” del caballo, siempre hay cosas que se pueden hacer en la cuadra. Os damos varias ideas prácticas:

La hidratación del caballo es de vital importancia, así que además de vigilar sus signos, es importante que su agua sea tan apetecible como sea posible. Muchos estudios demuestran que la mayoría de los caballos prefieren  beber agua fría, pero beberán más agua si está templada.

Un buen cepillado es indispensable, ya que además de limpiar al caballo, estimulará su cerebro, sus músculos y su circulación sanguínea. Al mismo tiempo nos alertará de cualquier circunstancia anormal en su cuerpo, desde una herida inadvertida, hongos o elementos ajenos.

Más ideas…

Pasear del ronzal es una buena opción para nuestro caballo dependiendo del lugar donde el animal habite o del absolutamente mal tiempo que haga fuera. Incluso salir del box hasta el lugar provisto para el cuidado y entretenimiento aliviará el aburrimiento que el caballo pueda tener, así como permitirle estirar las patas un poco. Hay que evitar, eso sí, salir fuera del edificio de los boxes si existe la posibilidad de un suelo resbaladizo por hielo. En el caso de que la instalación disponga de una pista cubierta, un paseo controlado del ronzal o incluso dar cuerda suavemente al caballo es mejor que simplemente soltarlo a su libre albedrío, ya que si galopa o se bota enérgicamente puede sudar y eso no es nada conveniente con la capa larga invernal de su cuerpo y el intenso frío.

Atención al sistema respiratorio de nuestro caballo, ya que debido al mal tiempo, quizá el animal tenga que pasar más horas en su box de lo que quisiéramos y tenemos que asegurarnos de que su habitáculo esté ventilado. Muchas veces, el forraje y/o la cama contienen una gran cantidad de polvo, por lo que sería conveniente remojarlo un poco. También en el caso del forraje se puede introducir en una red y colgarlo de manera que el caballo no tenga que estar inhalando o tragando el polvo si normalmente come el forraje del suelo.

Es preciso mantenerlo ocupado mientras permanece en el box. Proveerle de forraje extra para que se entretenga comiendo y que además mantendrá su cuerpo caliente desde dentro. También podemos ponerle en el box algún juguete para caballos.

Los días así son ideales para practicar nuestras técnicas de masaje en nuestro caballo, limpiar y engrasar nuestro equipo de montar, etc..

Pilar Massaguer

Contacta con PHR Equestrian

Pin It on Pinterest

Abrir chat
Contáctanos por Whatsapp