Miguel Ruiz Olmos comenzó a montar desde muy niño y hoy en día ha visto cumplidos todos sus sueños. Uno de sus retos es sacar a sus alumnos los niveles más altos de la competición.

Hablando de tus inicios, ¿cuándo comenzaste a montar a caballo y por qué?
Empecé a montar desde muy pequeño gracias a mi padre en mi familia siempre ha habido caballos. Gracias a él comencé a montar porque era mayoral de una prestigiosa ganadería.

¿Por qué te decantaste por esta disciplina?
Tras haber probado varias disciplinas durante mi vida, escogí la doma clásica. Es la disciplina que más me llena por su técnica, exigencia, armonía y dificultad. Sin duda es una disciplina apasionante en la que nunca dejas de aprender.

¿Tienes alguna anécdota en tú vida como jinete profesional que quieras compartir y que pocos puedan saber?
Mi anécdota en mi vida como jinete, no os la vais a creer, pero es un sueño cumplido. Tras mucho trabajo he podido conseguir deportiva y profesionalmente todo lo que soñaba cuando era un niño.

Deportivamente, ¿cuál ha sido para ti tu mayor éxito?
Mis mayores éxitos no me los ha dado en si los resultados deportivos, para mí el mayor logro es conseguir competir con caballos de mi propiedad en el nivel más alto habiéndolos criado desde potros. Es decir, es muy importante para mí el proceso de doma desde los tres años y una enorme satisfacción llevarlos a Gran Premio.

¿Tienes algún concurso favorito?
No. Normalmente todos mis pensamientos y concentración van dirigidos al caballo y no al entorno.

En la actualidad, ¿dónde entrenas? ¿cuántas horas dedicas al entrenamiento y cómo te organizas?
Entreno en mi centro El Pontón, en Segovia. Comparto mi trabajo con mi mujer, también amazona profesional, mi hijo y mis alumnos. Tenemos una gran variedad de caballos de todos los niveles de doma, por lo tanto, entrenamos durante varias horas al día normalmente de 8:00 a 22:00 horas; aunque algún día se nos alarga la jornada hasta las 23:00 horas.

¿Tienes alguna rutina previa a la competición, tanto para ti como para los caballos?
Normalmente no, me concentro en estar tranquilo y en todos los detalles de la prueba.

¿Con qué caballo estás compitiendo en este momento y en qué pruebas?
Tengo varios caballos en competición en distintas pruebas: Roscatelli, Torero del Pontón y Mensajero AS en Gran Premio, Hispano del Pontón en 7 años entre los caballos más avanzados, luego tenemos una gran cantidad de caballos jóvenes.

¿Guardas algún recuerdo imborrable de algún caballo que puedas compartir con nosotros?
Cada caballo que he tenido, he montado y he competido tiene un recuerdo imborrable para mí.

¿Recuerdas el nombre de tu primer caballo?
Si por supuesto, se llamaba Alegría.

¿Cuál sería tu prototipo de caballo favorito?
Tras todos estos años, montando una multitud de caballos he llegado a la conclusión de que el caballo que más me gusta es el bueno y domable. Es decir el carácter y la calidad son lo más importante para mí.

Si hablamos del futuro, ¿qué objetivos deportivos tienes para el presente año teniendo en cuenta el parón provocado por la crisis del coronavirus?
Quisiéramos debutar en pista a algún caballo que tenemos preparado ya para el Gran Premio.

¿Cuál es tu próximo reto para cumplir?
Mis metas son principalmente como profesor. Llevamos un largo tiempo trabajando y mi reto es sacar a varios alumnos en niveles altos incluido a mi hijo.

¿Les podrías dar alguna recomendación o consejo a los alumnos de PHR, que están empezando a competir a nivel Nacional con sus caballos propios?
Mi consejo para todos los alumnos de PHR es que sean constantes y trabajadores en su disciplina y que tengan paciencia. Si lo hacen, seguro que les llagará su recompensa.

Pin It on Pinterest

Abrir chat